El azúcar glass además de comprarlo lo puedes hacer tú misma/o.

Para hacer el azúcar glass sólo necesitamos azúcar y un molinillo eléctrico como el de moler el café.

Con el molinillo desenchufado añadimos el azúcar que necesitemos, ponemos la tapa al molinillo y conectamos el molinillo. Después, pulsamos varias veces el interruptor hasta que el azúcar esté finísimo.

 

 

 

 

 

Una vez lo tengamos bien fino, lo pasamos a un recipiente para luego utilizarlo.

Para decorar las tartas es muy útil utilizar un colador para repartirlo de forma uniforme en los postres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *