Ingredientes de la conserva de tomate casero:

Salsa de tomate casera

•    3 kg de tomates.
•    3 ajos.
•    3 cucharadas de aceite de oliva.
•    Especias de orégano y perejil picado.
•    Sal

 

 

  • Preparación de los botes para  conservar en tomate casero:

desinfectar botes

Lo botes tienen que ser de cristal y que tengan las tapas en buenas condiciones. No pueden estar oxidadas.

Lo primero será preparar los botes para luego poder utilizarlos para el envasado de la salsa de tomate.
Ponemos en una olla con suficiente agua  los botes vacíos  ya limpios y también las tapas sueltas. Los tendremos hirviendo en el agua durante 30 minutos. Pasado ese tiempo los sacamos y dejamos escurrir.

 

  •  Preparación de la salsa de tomate:

Lavamos muy bien los tomates para eliminar cualquier resto de sucieda. Luego, para evitar tener que utilizar un pasapurés o un colador chino, tendremos que quitarles la piel a los tomates.

Podemos pelarlos directamente con un cuchillo bien afilado o de esta otra manera tan sencilla:

Salsa- tomate

Le hacemos un corte en cruz en la base de cada tomate. Solo superficial cortando lo que sería la piel. Luego los metemos en una olla o tartera hirviendo durante unos veinte segundos de tiempo, los sacamos de esa agua y los pasamos a un recipiente con agua muy fría con hielo, y ahora te será muy fácil el quitarles la piel.

Una vez tengamos los tomates ya pelados, los cortaremos y picaremos.

En una cazuela de barro añadimos un buen chorro de aceite de oliva, más o menos 3 cucharadas. Luego picamos los tres dientes de ajo y se los agregamos. Dejamos que se cocinen unos segundos y luego añadimos todo el tomate ya picado y sin piel.

salsa tomate
Agregamos una poco de sal, el orégano y el perejil picado, removemos bien todo, le ponemos una tapa a la cazuela y dejamos que se cocine a fuego lento durante almenos unas dos horas. Estará lista la salsa cuando después de perder gran cantidad de agua, la salsa esté más bien espesita. Si utilizas más cantidad de tomates tendrás que tenerlos algo más de tiempo.

 

Con la salsa de tomate ya lista, la tendremos que pasar por la batidora, así tendremos una salsa mucho más ligera.

salsa tomate

  • Embasado de la salsa de tomate:

Con los botes ya límpios y esterilizados añadimos la salsa de tomate a los botes. Llénalos bastante ya que así el vacío será más fácil. Luego de llenar todos los botes con la salsa le ponemos las tapas y cerramos bien.
En una tartera añadimos agua, de manera que cubra los botes totalmente.  Dejaremos así hirviendo durante 20 minutos. Luego apagamos el fuego y dejamos enfriar. Una vez el agua esté fría sacamos los botes del agua, secarlos y ya podremos guardarlos.

salsa de tomate
Pasados los veinte minutos los sacamos del agua y los ponemos boca abajo hasta que se enfríen. Luego antes de guardarlos en un lugar fresco y adecuado, le podemos poner una etiqueta con la fecha del envasado. Así si dispones de salsa de tomate de diferentes fechas, deberás de consumir el más antiguo.

 

Cómo podemos saber si una conserva está en mal estado:

  • Tapa con abultaciones o inflada.
  • Ruidos raros al abrirla, tales como gases (efervescentes).
  • Hongos, florecimiento.
  • Líquido en la parte superior.

Si con el paso del tiempo nos encontramos alguno de los botes en estas condiciones habrá que tirarlo directamente. Ya que consumirlo tendría graves consecuencias para tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *