Ingredientes de la tarta con fresas:

  • -500 g de queso fresco batido.
  • 150 c.c de leche.
  • 150 g de azucar.
  • 100 g de mantequilla .
  • 50 g de margarina ligera.
  • 75 g de harina.
  • 2 huevos.
  • Mermelada de fresa.

Masa de fondo de la tarta:

  • 18 a 20 galletas maría.
  • 5 cucharadas de leche.
  • 100 g de mantequilla + 25 de margarina.

Elaboración de la tarta de fresas:

En un bol batimos la mantequilla, el huevo y el azúcar con la ayuda de una batidora de varillas.

 

 

 

 

 

Añadimos después el queso de philadelphia, la harina y la leche. Batimos muy bien para que no queden grumos.

 

 

 

 

Preparación del fondo de la tarta :

Deshacemos las 30 galletas, las metemos en una bolsa de plástico limpio y con la ayuda de un rodillo de cocina las terminamos de deshacer.


En una tartera añadimos la galleta deshecha, 5 cucharadas de leche, y 100 gr de mantequilla. Lo ponemos a fuego lento y mezclamos bien hasta hacer una pasta de galleta.

 

 

 

 

 

Cuando esté bien mezclado cogemos el molde de la tarta y lo huntamos con mantequilla, luego lo vamos forrando con una capa de la pasta de galleta.

Lo vamos compactando todo bien.

 


 

 

 

 

Ahora ya podemos añadir la masa que hicimos anteriormente. La dejaremos en el horno a 180 grados hasta que cuaje, durante 30 minutos o más.

 

 

 

 

 

Comprobar que la tarta esté cuajada con la ayuda de un palillo y si está hecha dejar que enfríe. Luego, meter la tarta en el frigorífico durante 8 horas.

Pasado este tiempo le añadimos la mermelada de fresas y decoramos con las fresas cortadas a la mitad.

Presentación:

 


Las fresas nos pueden aportar muy pocas calorías. Su componente más abundante después del agua son los hidratos de carbono. También nos puede mejorar el tránsito intestinal gracias a su aporte de fibra. Tiene además vitamina C y E.
Para elegirlas compraremos las más gruesas, brillantes, de apariencia fresca y siempre con su tallo.
Si queremos que las fresas nos aguanten en las mejores condiciones las guardaremos en el frigorífico en una fuente plana, y siempre lo más esparcidas posible y con su tallo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *